Mirando al 2014… con oscuros nubarrones

Llevamos ya unos cuantos días en este 2014 que muchos prometen ser mejor que el año que dejamos ¿Qué esfuerzo estamos haciendo para crearnos una realidad alternativa en la que realmente nos movemos? ¿No nos sería más rentable aplicar todos esos esfuerzos en otro sentido? Me explico.

10 de Enero, a la hora de escribir esta entrada tengo 25 años y 4 meses (no voy a clavar las horas porque todavía no sé a que hora nací. Es uno de los misterios de mi vida… – ¿que ya tiene que aburrida para que eso sea un misterio no? xD- Vaya de antemano que no soy ningún licenciado, experto o gurú de los temas en los que me voy a meter, tan sólo uno chico que ha estudiado lo que ha querido, sin pensar en qué profesión me iba a dar de comer -algún día-, ya que está claro que para la que he estudiado no lo hará.

Este primer párrafo ya de primeras es como darte un guantazo en toda la cara con un puño del material más duro que os podáis imaginar, pero era algo que ya sabía, algo que ya tenía asumido y por tanto no me sorprende. Tan sólo hay que mirar el encabezado del blog para saber que, de seguir este camino, puede que en un futuro sea el “loco ese que va dando vueltas por la calle sin rumbo”, pero ésta no es una entrada para centrarme en el tema audiovisual, como puede ocurrir con las últimas publicadas. La intención de esta es ir un poco más allá.

No voy a entrar en temas tan manidos ya como el que estamos metidos en una crisis -¿Alguien que aún no se haya enterado?- pero sí voy a entrar en como estamos perdiendo una oportunidad de ORO para poder pisar el freno con toda la fuerza que podamos transmitir, y cambiar así el rumbo de un vehículo que nos está llevando contra un muro mientras dentro parece que estamos en una fiesta permanente.

Vivimos en una época donde la corrupción campa a sus anchas, cada día que pasa conocemos más datos sobre altos cargos de partidos políticos, instituciones, empresas privadas… toda, toda nuestra sociedad da la sensación de estar podrida hasta los cimientos . Y en lugar de derribarla y construirla de nuevo nos limitamos a poner parches, que sí, valen durante un tiempo, pero al cabo de los años se vuelven a destapar.

Pero por otro lado, ¿Qué podemos esperar de unos responsables que son el reflejo de los que están por debajo? Vivo en una zona que se puede considerar normal, con gente normal, trabajadores (los que pueden), en fin, una zona, una ciudad, un pueblo, como cualquier otro a lo largo del mundo. A pesar de ello no deja de resultar curioso el que, ya puede ser aquí o en la otra punta del país, hay una característica común que parece reinar por encima de lenguas, sexos, creencias, estatura, color de pelo y cualquier rasgo que nos diferencia a unos de otros, el “yo”.

Mientras “yo” este bien, mientras lo mío no se toque, mientras “yo” disfrute, mientras “yo” no tenga problemas, el resto me da absolutamente igual. Hemos llegado a un punto en el que sólo nos quejamos si nos afecta  algo directamente, hemos perdido empatía, ponernos en la piel de otro. Veo a padres que no ven más allá del tiempo actual, padres con niños que no levantan más de un palmo del suelo, abuelos que no son conscientes de que sus nietos no tienen futuro, cuando ellos han sido testigos de primera mano de como es una situación extrema, a la que cada vez parecen dirigirse más familias.

Esto no es problema político, no es una cosa de colores o de ideologías, es un problema de concepción de sociedad. No tenemos respeto por nada, no valoramos nada. Veo a adolescentes, y no tan adolescentes, quejarse una y otra, una y otra y una y otra vez por cosas tan triviales como el no poder salir “el finde” a tomar algo cuando su familia las está pasando muy putas porque todos están en el paro. Chaval, ¿eres consciente de la situación en la que estás? ¿realmente te parece un problema el no poder salir un fin de semana?

Pero ojo, no es cosa del chico por ser un adolescente, vuelvo otra vez al tema del “yo”, es algo generalizado. Estoy viendo, casi a diario, a padres desatender afectivamente a sus hijos, como si fueran una carga para sus salidas y entradas, para su diversión. Veo a adultos, empresarios, políticos, mayores, menores, da igual, aprovecharse de las situaciones en sus propio beneficio sin importar qué o a quién se lleven por delante.

¿Por qué  me ha dado por esta entrada? Básicamente por que es el resultado de miles y miles de gotas que han ido llenando un vaso que ya no soporta más agua, la última ha sido una “oferta” de trabajo en la que buscaban un Community Manager. Una persona que se encargase de llevar la imagen corporativa de una compañía X. Tengo que decir que, aunque actualmente tengo algunos ingresos, no llegan ni al salario mínimo interprofesional, de ahí que no pare de recorrer ofertas de trabajo y me tope con cosas como la del CM, en la que buscaban a una persona VOLUNTARIA para llevar a cabo este trabajo porque… si me puedo ahorrar todos los costes que implican contratarla, mejor que mejor, más para mi.

Y claro, hay gente, como yo, que por “rellenar cv”, por estar “ocupados” o por distracción pican en ese anzuelo.. y digo como yo por que llevo desde los 16 años metiéndome en cosas de este estilo. Primero como redactor, luego como editor de vídeos, luego como redactor otra vez, luego como operador de cámara, luego como técnico de sonido, y así hasta el día de hoy, aunque llegó un momento, cuando cumplí los 18, que las cosas se dividieron y por un lado empecé a trabajar como freelance en la redacción y edición de material audiovisual previo pago, mientras que por otro continuaba con estas colaboraciones voluntarias, ya que, o bien eran proyectos iniciados de forma conjunta en los que ninguno veíamos (vemos) un duro, eran proyectos de conocidos o era algo sin ningún tipo de ánimo de lucro.

El problema llega cuando el resto, en su propio beneficio, quieren que todo lo que tú hagas sea voluntario, sin remuneración, dejándote los ojos, los dedos, los hombros, los oídos, dejándote entero en una labor y ojo, no hablo sólo de temas económicos, que en los tiempos que corren se convierten en uno de los principales, hablo de como está todo enfocado, el “yo” nuevamente, mientras “yo” consiga mi objetivo me da igual la forma de hacerlo.

Este planteamiento se ve a gran escala en la situación española. Los que asumen el poder dejan de mirar, si es que alguna vez lo han hecho, por aquellos que, inocentes y crédulos, los suben hasta el pedestal desde el que luego atizan sin miramientos, ellos ya están donde querían y se han servido de nosotros para conseguirlo sin importar como quedemos una vez conseguido.

Ahora, todos, no me vale eso de es que la juventud… es que los mayores, no, todos somos partes integrante de la sociedad al completo, pongamos pie en pared, vamos hacía un futuro NEGRO y parece darnos igual, cada vez son más jóvenes los que deciden hacer la maleta con lo mucho o poco que tengan y abandonar el país. Yo quiero ser uno de ellos, y era una cosa que nunca me había planteado, el salir de España para no volver, nunca he sido muy patriota para que negarlo, pero tampoco me ha dado vergüenza decir de donde era, hasta ahora. No quiero ser parte de una sociedad dormida, sumisa, una sociedad manipulable y esto no parece salvarlo nadie, por que nadie deja de mirar para si mismo.

A pesar de todo, mi intención con esta entrada no era ponerlo todo tan “negro” como creo que ha podido quedar, al contrario, es más bien un grito por el cambio que, en el fondo, todos sabemos que debemos dar pero ninguno se atreve a iniciar. ¿Puede que quizás sea este 2014 el año en el que despejemos los nubarrones? Lo dudo, y ojalá el 10 de Enero de 2015, si esto sigue en pie, tenga que redactar una entrada echando por tierra a ésta.

Es que…no entienden mi arte.

¿Quién no ha oído esta frase en algún momento?  La frasecita de marras se ha usado en muchas ocasiones. El problema llega cuando la ocasión parece ser totalmente seria y formal.

Son las 14:49 de un Sábado como otro cualquiera. Conecto el monitor externo y ejecuto Premiere para seguir con el montaje de diversas piezas de vídeo que tengo que terminar, pero antes me doy una vuelta por Facebook (acompañado de una de mis gatas, que se ve que le interesa cotillear que se traen mis contactos. La otra directamente está dormida en mi cama).

Al entrar veo una nueva actualización de un contacto recomendando echar un vistazo al tráiler de un cortometraje de Juan Francisco Viruega. Viruega es el responsable de ‘Postales desde la Luna‘, cortometraje que ya desde el título me llamaba la atención, y de ‘Solsticio‘, su última andadura en el mundillo del corto (también me llama la atención). Justo debajo os dejo el tráiler.

Después de ver el tráiler, y no es que éste sea el caso, me he acordado de que son varios los que tiran de la manida frase para argumentar el por qué sus obras no gustan al público que las ve. Y mientras se queden en la frase, pues mira, tiene un pase, pero he llegado a leer y a oír comentarios mucho peores, partiendo siempre de esta frase y llegando a niveles de ” es que son todos unos incultos”, pillando auténticos cabreos al ver que, mientras la prensa lo encumbra, el público y certámenes lo dejan de lado.

Quizás destaque en esto del cortometraje, por repercusión mediática, el cabreo monumental que pilló Eduardo Casanova con sus últimos cortometrajes, muy valorados por crítica, pero con poco calado entre distribuidoras y público. El actor comentó, y mucho, a través de Twitter como las distribuidoras no querían su trabajo.

Pero ojo, que no es algo exclusivo de Casanova, ni tampoco se le puede achacar el que reaccione así porque es “conocido”, no. Personas del sector que no llegan a ser conocidas por el público también adoptan esta pose de “soy un incomprendido” y lo que vosotros pensáis es mierda de la mala (¿hay alguna mierda buena?)

Personalmente no es que lleve mucho en el cortometraje (2 cortos… y uno iba destinado a ser un trabajo de clases, así que no puedo decir mucho), pero siempre he pensado igual en esto. Si no gustas no culpes al público, que a fin de cuentas es el que te va a dar de comer (si alguien consigue dedicarse al audiovisual de forma estable que me avise, que le hago un monumento o algo).

Con esto no quiero decir que tengas que ceder siempre a lo que la mayoría quiera y dejar de hacer aquello que te gusta. Nada más lejos, la idea es que se sepa “enfocar” hacía donde quieres ir con el proyecto, da igual que sea audiovisual, literario, cualquiera me vale, y ser consciente de lo que te puedes encontrar por ese camino. Ejemplo:

A nivel personal, películas del estilo “Scary Movie / Casi trescientos / Spanish Movie y mil más” no las soporto, bueno, quizás la primera de “Scary Movie” si, también era más jovencito, ahora no me atrevería a echarle un vistazo. De igual forma, esas películas son rentables, me parecen horribles, si, pero son rentables. Tienen su público a pesar de que la crítica (esto da para otra entrada) las ponga a caer de un burro. ¿Asumimos que todo ese público es idiota?.

llego yo, pongamos que soy alguien conocido del sector, y me da por hacer un dramón, lento, muy lento, sobre dos, yo que se… dos sardinas que están solas por una corriente en el mar y persiguen la estela de un barco porque les llama la atención. Tengo el bolsillo lo suficientemente holgado para producirla como la imagino en mi cabeza, porque me encantan las sardinas y la espumita del mar. Localizo el mar, el barco, las sardinas protagonistas, ruedo, edito y comienzo a promocionar mi “gran obra”, esto va ser un taquillazo pienso. ¿Hace falta decir que pasará en el 80% de los casos?

(imaginemos que son nuestras amigas Mari y Pili)

Tras el tortazo monumental hago un Casanova y empiezo a despotricar porque el público ha preferido ver ‘Iron Man 3‘ a la aventura de mis dos sardinas, o directamente rajo porque Disney no ha querido distribuir mi historia. Joder… ellos crearon una sobre un pez que es secuestrado y como van en su búsqueda, ¿Es que acaso Nemo es mejor que Mari y Pili, mis dos sardinas a las que les he dedicado mucho tiempo?. Comercialmente Nemo se zampa a mis dos sardinas, que si, a mi me gustará mucho y estoy orgullosísimo de mi criatura, pero desde el comienzo había construido un castillo en el aire, el trompazo era seguro.

Ahora, el caso inverso. Misma idea, mismo bolsillo para producir, pero distinta “meta”. En esta ocasión quiero hacerlo porque me gusta, como ya he dicho antes, y quiero recrear lo que tengo en mi cabeza, y lo quiero hacer a través de la imagen sin más expectativas que completarlo y que la gente me diga “me gusta” o mira… “esto es un coñazo“. Llegar a esa “meta” es bastante sencillo, relativamente, los euros siempre mandan. Mis intenciones con mi proyecto respecto al mundo son bastante más sólidas que en el anterior caso y hay menos riesgos de caerme con todo el equipo.

¿Y entonces… de que como? puede que sea la respuesta más directa. Si hago siempre lo que a mi me gusta y no genero beneficios me puedo ir por la puerta de atrás. Pues sí, y no hay vuelta de hoja. Cabe el caso que, haciendo lo que a ti te gusta, coincida con el gusto general y la historia de las dos sardinas se convierta en un éxito, y voy acortando ya, entonces has triunfado, porque no tendrás que “sacrificar” nada, pero no es algo que ocurra a diario.

Vale, hemos asumido que “nuestro arte” no gusta al público, y no podemos vivir de él como lo teníamos previsto. ¿Que hacemos ahora? Pues adaptarnos, pero sin perdernos por el camino. Si al público le gusta “X cosa” intentemos hacer la mejor puñetera “X cosa” que han visto, incluso podremos permitirnos darle nuestro “toque” y meter a las sardinas en un acuario en segundo plano.

Es lo que espero con mi actual cortometraje, que llegue a la gente y opinen, bien o mal, de él. No lo he hecho pensando en “tengo que conseguir que me lo seleccionen, que arrase, que a todo el mundo le guste, o a la mayoría”. Si se llega a dar el caso de que es selecciona en algún festival pues perfecto, señal de que podrá verlo más gente probablemente. Idem pasa con el making of.

Siempre me ha gustado ver toda la trastienda detrás de una producción, no sólo el rodaje, pero entiendo que a muchos no, que ni siquiera pasan por los extras que tienen disponibles. En un rodaje, comentando el tema making of, hubo un comentario que lo reflejó todo de forma sencilla: “Un making of es el como se hizo, ¿no? Bien, yo quiero ver desde como se elabora la primera idea hasta como se lleva a cabo los últimos toques de posproducción y distribución“.

Eso es lo que, en la medida de mis posibilidades, estoy haciendo con el making of de mi cortometraje. Obviamente habrá gente a la que no le guste, lógico y normal. Habrá uno de poca duración, y con ese tendrán suficiente, quién quiera ver más, como yo, pues siempre tendrá todos esos vídeos divididos a su disposición, como mi corto, por si quiere verlo y criticarlo, lo que yo quiero es que llegue a cuantas más personas mejor, sin más, por eso es difícil que pille rebotes y despotrique contra un público que lo único que hace es, como yo, ver lo que le gusta.

6 meses

Imagen

Han pasado 6 meses desde la última actualización del blog. En esa última entrada cerraba con un “Marzo se acerca cada vez más”. Estamos a 17 de Junio de 2013. Sobra decir que Marzo se quedó ya muy atrás y con él el rodaje de ‘Por un sueño‘, algo que a finales de 2012 no estaba del todo nítido y que ahora va camino ya de post-producción habiendo tenido la oportunidad de coincidir nuevamente con compañeros y conocer a personas tan llamativas como Juan Caballero y Manuela Rojas (en la imagen), aunque no han sido las únicas y a lo largo de todos estos meses han ocurrido varias cosillas que son cosas a sumar a la mochila, en algunos casos, literalmente. Tenemos hasta tráiler (sin etalonar) del cortometraje, éste que aparece por aquí abajo.

Todavía queda mucho por hacer con el pequeñín y desde Enero pues bueno, en temas audiovisuales ha habido pequeñas cositas, coberturas de conciertos, como el de Auryn en Febrero (independientemente del grupo, que los asistentes se presten tanto como en este caso es todo un lujazo, y hablo con propiedad, lo juro), lipdubs para colegios, graduaciones

En lo personal no ha cambiado mucho la cosa, bueno, quizás sí. ¿Sabéis esas veces en las que dices “me gustaría ir…“, “me gustaría hacer….” pero nunca llegan a nada? Pues bien, estoy en proceso de convertir esos dos “me” en “he ido“, “he hecho“… Si todo sale bien (ya sabéis eso de planear con antelación…) exactamente dentro de un año estaré en Polonia con vistas a estar durante el 21 de Junio en la noche de San Juan de Poznan, donde lanzan farolillos a lo ‘Enredados‘, algo que desde que vi la película quería ver.

No todo ha ido bien estos seis meses, pero para los malos ratos siempre habrá tiempo y no merecen consumir muchos minutos, así que nada, me despido de esta entrada con pregunta para mi yo del futuro…¿Cuanto has tardado en volver en poner otra entrada cacho animal? xD.

Cerrando 2012

A pocas horas de cerrar el año, y como dice la canción de Mecano, “hacemos balance de lo bueno y lo malo”. Un año de altibajos pero, ¿que año no lo es? Empecé el 2012 cursando realización audiovisual y lo termino siendo técnico superior, con un proyecto por realizar en 2013 y llevándome una experiencia de rodaje que, pese a las clases y las prácticas, no había visto todavía.

Ea… en este año he llegado al punto que marqué cuando tenía 17-18 años (ha costado lo suyo ¿eh? xD). ¿Y ahora qué? preguntaba en Junio, después de terminar todo. Después de estar 3 meses en Canal Sur (otra cosa marcada conseguida xD), no había nada. CV de un lado a otro con la convicción de que nada iba a cambiar y mientras, pues intentando pasar día a día.

Llegó Septiembre, momento en el que todos volvían a clases, estudios, proyectos y yo, entre una cosa y otra, en tierra… y como no me gusta estar mucho en tierra me puse a mejorar lo que ya sabía, libros sobre dirección de fotografía, cursos, comentarios, intentar relacionarme con gente del mundillo para activar el modo esponja y aprender todo lo que pudiera.

En ese mismo mes se confirmó que el proyecto de radio continuaría una temporada más, en una nueva emisora, donde volvería a ser el técnico de control. Un proyecto que ya lleva  3 años en los que hemos tenido de todo un poco.

Y llegó Octubre. Una llamada a eso de las 11 de la noche me abre una puerta. Mi profesora de montaje y edición durante el 1º año me llama por si me interesa participar como parte del equipo técnico de su cortometraje los días 12,13 y 14 del mes… (mi mente comenzó a activar el modo esponja desde esa llamada xD).

Llegaron los días y, como un niño al que  sueltan el 1º día en el colegio, miraba a todos los frentes sin saber bien que hacer. Tenía a mi alrededor a profesionales del sector trabajando a toda mecha. Tenía 3 días para aprender de ellos a marchas forzadas y con el tiempo creo que he aprendido más de lo que pensé en un principio.

Llegó Noviembre y se pudo formalizar y dar por cerrada la financiación y la fecha de rodaje de mi cortometraje. Marzo de 2013… semana santa. Una vez con las fechas en la mano la “maquinaria” de pre-producción comienza a rodar.

Que si, que en lo económico y demás no ha ido muy bien… pues si, que hasta Septiembre la cosa iba dando altibajos… pues también, pero ¿para que quedarnos con lo malo teniendo todo esto?

¡Feliz 2013!

Los números de 2012

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2012 de este blog.

Aquí hay un extracto:

600 personas llegaron a la cima del monte Everest in 2012. Este blog tiene 5.000 visitas en 2012. Si cada persona que ha llegado a la cima del monte Everest visitara este blog, se habría tardado 8 años en obtener esas visitas.

Haz click para ver el reporte completo.

¿Hasta cuándo?

¿Hasta cuándo las personas que están en esto dejarán de vivir en un mundo paralelo y se darán de frente con la realidad? Cada uno vive en su realidad paralela en la que, al parecer, no todo es tan malo.

Ayer tuvo lugar en Madrid una nueva “fiesta” de esto que llaman democracia. Por un lado descontentos con la situación actual, por otro lado cuerpos de seguridad que, bajo orden, blindan un congreso con políticos que no tienen ningún problema en hacerse fotos ante la manifestación como el que va a un zoológico y ve a los animales encerrados, sólo faltó que exclamarán “Mira los pobrecicos”

25 de Septiembre

Cuerpos de seguridad que comienzan a repartir leches a diestro y siniestro. Manifestantes que deciden tomarse la justicia por su mano y en lo único en lo que se diferencian de sus agresores es en el uniforme. Partidos políticos que aprovechan la situación para hacer “campaña” al son de “Nosotros somos la fuerza del pueblo” y periodistas a los que se les debería caer la cara de vergüenza

¿Hasta cuándo se va a seguir sentado en un sillón mirando como pasa todo a través de una ventana? ¿Cuánto más somos capaces de aguantar? Ojo, que aquí tenemos “cajón de mierda” para todos. De la misma forma que los políticos han aprovechado la situación, los que van buscando la gresca rápida tienen en estas manifestaciones su caldo de cultivo particular y de rápida germinación. Idem con periodistas, que de una y otra “ideología política” aprovechan sus medios de comunicación, convirtiendo estos en panfletos propagandísticos que bien llegan por línea telefónica, ondas o papel (Y ojo, no me refiero sólo a los del toro o a los que creen llevar siempre la razón, tanto, que la ponen como cabecera de sus noticias)

Parece que en este cacho de tierra hay patente de corso para hacer y deshacer a su antojo, una hoja en blanco con firma para poner en ella que lo cada uno quiera, bien seas político, fuerza de seguridad, manifestante o periodista. España tiene un problema muy gordo, su propia población. Población que según ocurra una cosa u otra se radicaliza y lleva a que se muestren imágenes como las de ayer noche.

25 de Septiembre

No merece la pena seguir intentando defender algo y ver como todos intentan sacar su particular beneficio, eso sí, argumentando que lo hacen por el bien común, que lo que hacen es informar o cualquier otro argumento estúpido en los tiempos que corren, donde ya muchos ni se molestan en ocultar sus intenciones.

Motion graphics – Texto

Ayer Viernes tarde me dió una de esas “idas de olla” que me dan cada cierto tiempo y, sin venir a cuento, me puse a hacer prácticas con After Effects. Desde que uso Photoshop siempre he tenido al lado el After Effects, pero nunca lo he llegado a usar seriamente. Hasta ahora lo utilizaba para chorradas usando los presets que incluía de serie.

Y bueno, como decía, ayer Viernes, día en el que la gente normal suele salir y demás, servidor, como no tenía un duro ni donde caerse muerto (xD) decidió por la tarde empezar a trastear el AE con algo que siempre había querido hacer pero que nunca me había atrevido a hacer: animar un texto con movimiento al ritmo de una canción. Empece a eso de las 6-7 de la tarde y lo terminé a cerca de las 2 de la mañana (datos no comprobables… mi cerebro empezó a bailar a su ritmo a eso de la 1 xD). ¡Aquí el resultado!

Viéndolo ahora….madre mía que destrozo he hecho. Le echaré las culpas a las horas.

Tradición… ¡Es tradición!

Aviso: tema muy, pero que muy, manido en esto de internet.

Hoy me he topado con una noticia que hace referencia al Ayuntamiento de Tordesillas. Al parecer un grupo de ecologistas ha redactado una carta haciéndose pasar por el Ayuntamiento. En esta carta comunicaban que, durante la conocida fiesta taurina, el toro fuese sustituido por una persona, con la aprobación en pleno de los ediles del PP y del PSOE.

Esto, según elnortedecastilla.es, ha tocado las narices de los tordesillanos ya que, cada año, su fiesta sale a la palestra para recibir críticas desde todos los frentes. En las declaraciones que recoge el diario me topo con una concreta, de un tal Luis Bastida, que al parecer tuvo el “honor” de matar al toro en el 99 y en el 2002 y que dice estar cansado por utilizar “una de las tradiciones más arraigadas que tenemos para hacer polémica; ya que nosotros no nos metemos con nadie, pues que no se metan con nosotros y que nos respeten”

Pensamiento el de este señor muy extendido en nuestro país. Si algo es tradición se vuelve intocable, tiene carta blanca para saltarse lo que le de la gana, y no hablo sólo del ámbito taurino, si no de muchos otros “sectores” que parecen seguir la misma premisa.

Centrándome en el mundo taurino, a nadie de los que se pase por aquí le pilla de nuevas que soy contrario a él, que me parece un “sector” anticuado y que sólo busca el morbo por el morbo, al menos en nuestro país (Y eso de que lo exporten ya junto a la flamenca…. es como darme patadas en las zonas bajas). Señor Bastida, ¿tanto le cuesta a usted entender que lo que se hace con el toro en Tordesillas es maltrato animal y no se debe seguir apoyando?

En temas de corridas de toro, siguen sin atraerme y no seré yo el que las defienda. Sufre el toro, sufren los caballos donde van subidos esos simpáticos picadores… pero a diferencia que en el toro de la vega, soy de los que dicen que, si realmente quieren considerar arte a esto (no, por mucho que se les llene la boca a los taurinos una corrida a día de hoy sigue siendo un maltrato, no arte) que sea un evento 1 contra 1. Un toro, un torero, y nadie más. Un toro “limpio”: sin distintivos de ganadería, sin piquetes previos. Un torero “limpio”: sin estoque, sin banderilleros, sin picadores. Un capote y su cuerpo. Seguiría sin gustarme, pero podría llegar a entenderlo como algo que pudiese gustar a nivel nacional y a nivel internacional.

Todavía no he visto a ningún taurino que me diga que malo tendría llevar a cabo esa modificación ( premio para el primero que me diga que “no es lo mismo” o que se perderían puestos de trabajo ), porque eso sí, “argumentos” para defender la tauromaquia me los se de memoria, empezando por el “sin las corridas el toro de lidia desaparecería”, “pues no comas carne”,”prefiero vivir como un toro de lidia y sufrir unos minutos a ser un pato de granja” etc etc etc. Que esa es otra, no se quién les habrá contado que todo el que está en contra de la tauromaquia está en contra de esta y ya está, que si ceban a los animales para luego reventarlos lo ve bien y se alegra, y aplaude, y saca pañuelos blancos, y le silva al presidente por no concederle la oreja de ese pato/ternera!

En fin, por suerte para mi, y para desgracia de muchos toreros, el tema de la tauromaquia tal y como está montado actualmente cada vez atrae menos a las nuevas generaciones (ni decir ya del extranjero que una vez “cata” la España cañí se da la vuelta echando pestes). A ver si antes de “morir” prefieren reconvertirse o van a ser tan cerrados de eso que tienen encima de los hombros para morirse por su propia asfixia “cultural”.

Por un sueño

Por un sueñocCorría Marzo cuando os hablaba de ‘Sueños‘. Un proyecto de cortometraje que se acababa de publicar en el portal Lánzanos con vistas a financiarse íntegramente por crowdfunding.

Han pasado unos mesecitos, el proyecto en Lánzanos caducó, pero se ha seguido adelante, manteniendo la idea de ofrecer un cortometraje Creative Commons. A lo largo de estos meses hemos ido consiguiendo diversos apoyos de empresas, esto no quiere decir que dejemos de lado el crowdfunding, simplemente que ya no será nuestro pilar central.

A pesar de ello si quiero seguir manteniendo el aspecto más “social” del cortometraje. Dentro de éste está el seguir ofreciendo todo el contenido que se genere en base al renombrado ‘Por un sueño‘ (Sueños era el nombre del proyecto, el destinado a ser presentado como proyecto de fin de ciclo)

Por eso, para seguir fomentando el aspecto social, se ha creado una página en Facebook  en la que, actualmente, estamos dando a conocer las personas que formaran parte del cortometraje, tanto equipo técnico como artístico. En esta misma página también daremos a conocer procesos tanto de pre-producción (donde estamos actualmente) como del rodaje y la posterior post-producción. Pero no será lo único que podáis ver, llegando el momento tendremos diarios de rodaje, días de streaming y más cositas que nos guardamos para el momento, así que nada, únete a ‘Por un sueño